Los fermentados irrumpen en la cosmética

Porotos de soya, pétalos de rosa y ginseng fermentados son algunos de los ingredientes que se han incorporado en fórmulas de cremas de tratamiento para potenciar su efecto hidratante y antiage.

Con una evidencia contundente sobre los beneficios en la salud de los alimentos fermentados (y sus probióticos), era cuestión de tiempo para que la industria de la cosmética pusiera sus ojos sobre ellos y los incorporara en sus fórmulas.

Los primeros pasos los dio hace una década Corea del Sur, cuna de la dermocosmética asiática y líder a nivel mundial, donde reconocidas marcas como SKIN79 y Sulwhasoo comenzaron a incorporar en sus compuestos fermentos de levaduras, bambú, flor de trébol, ginseng, flor de loto, pétalos de rosas y porotos de soya, por nombrar a algunos.

A diferencia de las formulaciones cosméticas tradicionales, que mezclan una serie de plantas y flores y las someten a altas temperaturas para obtener sus extractos (lo que disminuye los efectos de sus activos), los fermentados se obtienen a temperatura ambiente, donde enzimas y microbios actúan para potenciar el efecto de los nutrientes. El resultado es un poderoso concentrado, rico en aminoácidos y antioxidantes que hidrata, nutre y regenera la piel.

En el rubro de la belleza, 2015 será recordado como el año en que la cosmética con fermentados irrumpió en Occidente, con la venta de productos de marcas coreanas en países como España, principal mercado hasta el momento, y en Estados Unidos, donde la marca local Immunocologie acaba de lanzar líneas completas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: