Rosa mosqueta, el aceite natural que siempre debes tener a mano

La cosmética natural está de moda. Cada vez son más las personas que optan por trucos de belleza caseros y naturales para mantener una piel y un cabello más sano. Estos tratamientos de belleza tienen ingredientes vegetales y no contienen sustancias químicas. Protegen el medio ambiente y no tienen efectos secundarios en tu organismo. Además, suelen ser más baratos y muchos de ellos son muy versátiles así que pueden servirte para varias zonas del cuerpo. Este es el caso precisamente de la rosa mosqueta.

La rosa mosqueta es una planta que favorece la regeneración celular y tiene la propiedad de hidratar la piel en profundidad. Lo normal es utilizar aceite de rosa mosqueta que se obtiene a partir de las semillas de esta planta.

Su gran poder regenerador lo convierten en el aliado ideal para regenerar la piel dañada ya sea por quemaduras u otros factores externos.

Por esta razón, se utiliza para disminuir las cicatrices y combatir las estrías y las marcas de acné. Es un antioxidante natural por lo que también reduce las machas en la piel y previene el envejecimiento prematuro al tiempo que aporta firmeza y elasticidad a la piel.

Además de para la piel, el aceite de rosa mosqueta también es ideal para el pelo. Hidrata y nutre el cabello en profundidad y evita la descamación del cuero cabelludo y alivia la picazón que esto puede provocar. También es excelente en el caso de la caspa, ya que ayuda a reducir la descamación del cuero cabelludo y a aliviar la picazón. Es perfecto para cabellos secos y dañados ya que le aportará la hidratación necesaria y le devolverá el brillo

De esta forma, contribuye a aliviar la caída del cabello y su encrespamiento.

Una de las principales aplicaciones del aceite de rosa mosqueta es la disminución de las cicatrices recientes. Su gran poder regenerador trabaja en todas las capas de la piel. Lo ideal es aplicarlo justo cuando la herida ya esté cerrada ya que si se aplica antes podría provocar infecciones. Una vez que la herida ya esté cerrada completamente debes aplicar el aceite puro de rosa mosqueta dos veces al día. Debes masajear la zona hasta que absorba completamente el aceite. No es una solución inmediata, pero si eres constante pronto comenzarás a ver los resultados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: