Una visita sorprendente/ por Mónica Márquez

Y es que no dejo de pensar en el día en que visité Deojuvante Spa Center, y en lo que ha cambiado mi vida desde entonces. Seamos realistas. Ningún lugar, por mágico que sea, es capaz de hacer que al otro día, en el amanecer, sientas que quieres comerte el mundo. No me lo diga.Sigue leyendo «Una visita sorprendente/ por Mónica Márquez»